Es cierto que nada dura para siempre… Pero lo que se cuida dura un poco más – Mujer

Es sabido que todo cambia y eso es lo único constante, que lo que es importante hoy, quizás mañana no lo sea, que una promesa de amor puede ser hermosa, pero tan incierta que angustia, que hoy estamos, pero mañana no lo sabemos.

Pero sea de lo que sea de lo que estemos hablando, podemos procurar nosotros mismos los cambios, podemos cuidar y mantener, podemos ser proactivos, podemos no dejar las cosas al hacer y hacer lo que a nuestro alcance esté para que las cosas cambien hacia donde queremos, para que un amor se haga más grande, para que una carrera sea prometedora, para que el respeto y la admiración de nuestros hijos hacia nosotros crezca…

Ciertamente no podemos predecir el futuro, hay incontables variables, y sobre ellas habrá una gran cantidad sobre las que no tendremos control.

Sin embargo, tenemos siempre poder de actuar en el momento presente con el fin de tener a futuro lo que nos gustaría.

Esto puede que lo alcancemos, como puede que no, pero que no quede de nuestra parte perder o descuidar lo que quisimos por no haber invertido suficiente, por no haber cuidado, por haber dado por sentado.

No podemos asegurar que dentro de un tiempo, lo que deseamos ahora, se mantenga, no podemos prometer cosas a futuro que no sabemos si seremos capaces de cumplir, no podemos tatuarnos nortes sin tener la posibilidad de poder cambiarlos, porque nosotros cambiamos con el tiempo, nuestros intereses cambian, nuestras vivencias, las personas que vamos conociendo nos marcan y nos hacen seres diferentes a los que éramos antes.