El piloto alemán Michael Schumacher, quien se encuentra en coma tras su accidente de esquí a finales del mes pasado, será sometido a pruebas cerebrales para examinar los alcances de su lesión.

Según información que publica el diario alemán “Bild”, los doctores examinarán su cerebro para buscar qué áreas tienen actividad y cuáles no, para así tener una mejor idea de cómo va la lesión que se produjo al golpearse la cabeza con una roca, la cual incluso partió el casco de protección que llevaba.

Estas pruebas serán con la máxima precaución ya que “Schumi”, quien cumple ya 18 días en estado de coma”, corre el riesgo de sufrir una nueva lesión durante las pruebas o algún derrame por su condición.

Hasta ahora, el último parte es de hace una semana, cuando se informó que el siete veces campeón del mundo permanecía en estado crítico pero estable, después, la familia pidió comprensión a los medios de comunicación, quienes abandonaron las inmediaciones de la clínica y desde entonces no ha habido nuevos reportes.