Loading...
Loading...
Insólito

EL INCREIBLE CAMBIO DE UN HOMBRE EN SOLO 6 SEMANAS

 

“He conseguido llegar a ser un modelo de Men’s Health en seis semanas y todavía no puedo creer que lo he hecho”, sostuvo Spencer Matthews, un conocido “celebrity” del mundo de los realities inglés.

“Men’s Health -la revista “biblia” del mundo de fitness- me preguntó en septiembre si quería entrenar con uno de sus principales expertos en acondicionamiento físico para estar en la mejor forma de mi vida y si estaba dispuesto a publicar los resultados”, contó. “El problema era que sólo tenía seis semanas para conseguirlo, y cuando empecé, pesaba 88 kilos y tenía 17 por ciento de grasa corporal por, por lo cual no estaba en mi mejor momento”.

Pero milagrosamente, en un mes y medio el experto en fitness Shaun Stafford logró convertirlo en un modelo de portada, con casi 7 kilos menos y con sólo el 8% de grasa corporal.

Mattheus dijo que “soy el tipo de persona de dieta yo-yo. Me pongo en forma un poco, voy a mis sesiones de gimnasio durante una semana o dos, pero muy pronto me dejo llevar por demasiadas horas de fiestas, alcohol y comidas para llevar”.

“Está claro que no iba a ser fácil romper los hábitos de toda una vida y Shaun comenzó con una revisión completa de mi dieta, una reducción severa de las horas de trasnoche y alcohol, para que así pudiera dormir lo necesario para recuperarme para permitir que mi cuerpo cambie.”

Contó que tuvo tests

de grasa corporal semanales y fotografías cada dos semanas para mantenerlo enfocado. “De esa manera yo sabía que iba a ser descubierto si hacía trampa, así que tuve que mantenerme disciplinado”.

La Dieta

Shaun fijó para Spenser un nivel de calorías de base justo por debajo de los requerimientos diarios, diseñado para perder grasa. La dieta era alta en proteínas, moderada a baja en carbohidratos y baja en grasas.

“Me hizo bastante comer porciones pequeñas con regularidad durante todo el día y me presentó una gran cantidad de carnes exóticas y peces. Teníamos seis días de dieta y uno de descanso, lo cual fue bueno porque me hubiera vuelto loco si hubiera tenido que vivir con tan pocos carbohidratos todos los días”, señaló.

El entrenamiento

Fue muy duro. “Las primeras sesiones eran tan agotadoras que creía que me desmayaba”, indicó.

“Las sesiones eran entrenamientos completos con pesas, empezando con pocas repeticiones al principio y luego cada vez más repeticiones y pesos mayores.”

También hizo tres sesiones de cardio a la semana, que podían ser una carrera corta, nadar o andar en bicicleta.

Loading...