Ciencia

Según estas teorías, el fin del mundo podría llegar en septiembre

 

Según astrólogos, numerólogos y analistas de la Biblia, el eclipse solar que del 21 de agosto marcará el comienzo del fin del mundo.

Entre ellos se encuentra el escritor y astrólogo David Meade quien, en su libro “Planet X: The 2017 Arrival”, describe su hipótesis sobre el supuesto fin del mundo.

loading...

Meade, junto a otros creyentes de las teorías de conspiración, aseguran que 33 días después del eclipse solar, un planeta escondido y que flota sin rumbo por el espacio hará colisión con la Tierra, acabando así con toda la vida en el planeta.

Este cuerpo celestial es conocido como “Nibiru”, o Planeta X y, según los creyentes de ese culto, ha pasado desapercibido por los radares de la NASA todo este tiempo.

Entre las teorías existentes está la “convergencia del 33”, nacida de la numerología, de la cual extrajo la fecha en la que el mundo terminará: el 23 de septiembre, exactamente 33 días después del eclipse solar. Según Meade, esta teoría va de la mano de pasajes bíblicos como Isaías 13, en el que se recuentan los sucesos del eclipse, y del pasaje 12 de Apocalipsis.

Este último dice: “Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas”. La “corona de estrellas” simboliza los cuerpos celestiales bajo los que pasará la luna durante el eclipse.

La versión de la NASA es un llamado a la calma

Por otro lado, la NASA asegura que estas teorías no poseen ninguna evidencia creíble que las respalden
Un planeta errante no es fácil de esconder, y los sensores que utiliza la organización lo habrían detectado hace mucho tiempo.

Cabe destacar que esta no es la única teoría apocalíptica que se ha comprobado como falsa. En cambio, la NASA planea usar esta oportunidad única para estudiar y recopilar información sobre la atmósfera del sol, llamada corona, que resulta difícil de estudiar ya que generalmente no es visible.

Según NASA, un eclipse de esta magnitud no ha sido visible en Norte América por los últimos 99 años, por lo que los investigadores no tendrán una oportunidad similar por mucho tiempo.

El eclipse total será visible solo en ciertos lugares de Estados Unidos, como Oregon, donde el cielo se oscurecerá completamente y las estrellas se harán visibles.

En otras partes del país se podrá ver un eclipse parcial. Sin embargo, la NASA planea hacer una cobertura en vivo del evento, para que cualquiera con una conexión a internet pueda verlo.

Para aquellos que tienen la oportunidad de verlo con sus propios ojos, sin embargo, la Agencia Espacial ha publicado normas de seguridad, y ha confirmado cuatro empresas que fabrican lentes especiales para ver el sol. Afirman que filtros caseros no son adecuados, sin importar qué tan seguros sean, y aconsejan no mirar el sol a través de binoculares o telescopios incluso cuando esté oscuro.

La decisión es de cada persona, si atenerse a los resultados de la investigación científica o prepararse para el fin del mundo.

loading...