Internacional

TRISTE – Se iban a CASAR y ahora los ENTIERRAN JUNTOS

 

Unos días después de la matanza que cometió Omar Mateen en el boliche gay Pulse en nombre del grupo yihadista Estado Islámico, comienzan a conocerse las historias de las 49 víctimas fatales y los 53 heridos. Entre estas historias hay algunas de amor, como la de Juan Ramón Guerrero (22 años) y Christopher Andrew Leinonen (32 años).

loading...

Juan Ramón y Cristopher estaban juntos desde hace dos años, y estaban profundamente enamorados, tanto que ya habían contado a sus familias que se querían casar. Por eso, la madre de Christopher sugirió a la familia de Juan Ramón que los entierren uno al lado del otro, para “que estén juntos para siempre”. Algo que los Guerrero aceptaron enseguida para honrar la memoria de su hijo.

“Creo que mi hijo lo habría querido así, y por eso lo vamos a hacer”, explicó muy conmovido el padre de Juan Ramón, en declaraciones concedidas a la revista Time. “Me da igual lo que piensen los demás, no me importa”, agregó.

Guerrero y Leinonen vivían juntos, y sus familias estaban muy contentos con la relación que mantenían. “Estaban realmente enamorados, estaban hecho el uno para el otro. Lo podías sentir por cómo se miraban el uno al otro”, contó por su parte Aryam, la hermana de Juan Ramón.

“Es un poco reconfortante que hayan muerto juntos. Si no fuera un funeral, hubieran tenido una boda juntos”, agregó.

QUIÉNES ERAN JUAN RAMÓN Y CHRISTOPHER

Juan Ramón trabajaba como telemarketer y acababa de terminar su primer año en la Universidad de Florida Central, en la que estudiaba Económicas. Su sueño era trabajar en una financiera, como consultor. “Era un chico hermoso, muy trabajador, amable, dulce persona. He perdido parte de mi vida”, dijo su padre.

El joven estaba por cumplir 23 y su familia todavía pretende celebrar su cumpleaños. “Mi esposa va a cocinar toda la comida que le gustaba”, afirmó su padre.

Guerrero fue una de las primeras víctimas identificadas en la tragedia. Un amigo vio cuando lo sacaron del boliche en una camilla. Pero para saber que pasó con Leinonen, tuvieron que esperar hasta el lunes por la tarde, cuando su madre finalmente recibió una llamada de las autoridades.

Leinonen era un psicólogo, vegetariano y activista de la comunidad LGBT. Estudió en la Universidad de Florida Central, donde obtuvo un título en Psicología en 2007 y un máster en Psicología clínica en 2009. Había recibido el Premio Humanitario Anne Frank que entrega el Museo del Holocausto de Florida por su trabajo en defensa de los derechos de los gays.

“Estoy muy orgullosa de él por todo lo que hizo”, declaró su madre al canal ABC News. “Por favor, llevemonos bien. Estamos en este planeta por tan poco tiempo. Tratemos de librarnos de todo este odio y esta violencia”, pidió, entre lágrimas.

loading...