ABORTO LEGAL: EL EJECUTIVO PRESENTÓ SU PROYECTO, QUE PERMITE LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA

Se hizo esperar, pero finalmente, en el Día de la Militancia, y con corbata verde, Alberto Fernández anunció que presentaba el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo que el Ejecutivo tiene preparado desde febrero, y que no difiere demasiado al de la Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito, salvo en que permite la Objeción de Conciencia personal.

El presidente decidió hacer el anuncio mediante un video de siete minutos en los que además anunció el proyecto de ley de los mil días, para acompañar a las mujeres que así lo requieran durante el embarazo y primeros años de niños y niñas.

“A lo largo de toda la campaña electoral, al momento de asumir esta Presidencia y al dar inicio a este período parlamentario, tomé un compromiso ante ustedes que hoy vengo a cumplir. He enviado al Congreso de la Nación para su tratamiento, dos proyectos de ley para que todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral”, anunció el presidente.

Alberto Fernández anunciando la presentación de los dos proyectos al Congreso

Tras detallar los dos proyectos, dio los argumentos: “La criminalización del aborto de nada ha servido. Solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes. Cada año se hospitalizan alrededor de 38.000 mujeres por abortos y desde la recuperación de la democracia murieron más de 3.000 mujeres por esa causa”.

“La legalización del aborto salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectadas por abortos inseguros. No aumenta la cantidad de abortos ni los promueve. Solo resuelve un problema que afecta a la salud pública -continuó-. Por convicción personal, estoy seguro que estamos dando respuesta a una realidad que afecta a la salud pública y que con ello estamos ampliando derechos en una sociedad que así lo demanda”.

El presidente terminó con un deseo: “Que sea ley”. “Que sea ley” es el grito de las mujeres y muchas personas que reclaman este derecho desde hace años. Sobretodo las más jóvenes a partir del debate que hubo en el Congreso en 2018.

El proyecto plantea que se puede pedir la Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta la semana 14. Luego de ese plazo, el aborto será legal por causales: violación, riesgo de enfermedad o muerte. Una vez solicitada la intervención, no deben pasar diez días para que se concrete (el proyecto de la Campaña plantea 5 días). Las niñas deberán ir con un adulto que las autorice y las adolescentes desde los 13 años a los 16 pueden decidirlo si no es por un método invasivo. Las mayores de 16 son consideradas adultas.

“Regular el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención postaborto, en cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado argentino en materia de salud pública y derechos humanos de las mujeres y de personas con otras identidades de género con capacidad de gestar y a fin de contribuir a la reducción de la morbilidad y mortalidad prevenible”, se presenta la ley. También plantea “Prevenir los embarazos no intencionales mediante el acceso a información, educación sexual integral y a métodos anticonceptivos eficaces”.

Detalla: “Las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar tienen derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo hasta la semana CATORCE (14) inclusive, del proceso gestacional. Fuera del plazo dispuesto en el párrafo anterior, la persona gestante tiene derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo solo en las siguientes situaciones: Si el embarazo fuere resultado de una violación, con el requerimiento y la declaración jurada pertinente de la persona gestante, ante el personal de salud interviniente. Si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante”.

También plantea que se deben garantizar “trato digno”, “privacidad” y “se deberá proteger a la paciente de injerencias ilegítimas por parte de terceros”, “Confidencialidad”. “Autonomía de la voluntad”, que detalla explícitamente: “El personal de salud debe respetar las decisiones de las pacientes respecto al ejercicio de sus derechos reproductivos, las alternativas de tratamiento y su futura salud sexual y reproductiva. Las decisiones de la paciente no deben ser sometidas a juicios derivados de consideraciones personales, religiosas o axiológicas por parte del personal de salud, debiendo prevalecer su libre y autónoma voluntad”.

Tambien plantea el “acceso a la Información”: “La paciente tiene derecho a recibir la información sobre su salud; el derecho a la información incluye el de no recibir información inadecuada en relación con la solicitada. Se debe suministrar información sobre los distintos métodos de interrupción del embarazo, los alcances y consecuencias de la práctica. Dicha información debe ser actualizada, comprensible, veraz y brindada en lenguaje y con formatos accesibles”.

Se hace hincapié en estos puntos porque hay sobrados antecedentes de médicos que han tratado de impedir interrupciones legales de embarazos en niñas y adolescentes, dándoles información errada o negándoles directamente sus derechos.

La objeción de conciencia, que no está en el proyecto de la Campaña aunque sí en el dictamen al que se había llegado en el Congreso en 2018, se permite a nivel personal: “El o la profesional de salud que deba intervenir de manera directa en la interrupción del embarazo tiene derecho a ejercer la objeción de conciencia. A los fines del ejercicio de la misma, deberá: a. Mantener su decisión en todos los ámbitos, público y privado, en que ejerza su profesión”.

El texto igual sostiene la importancia de garantizar la intervención, ya que se debe derivar a la paciente, pero si no hay adónde ir o quién realice la intervención, ningún profesional puede negarse. Como tampoco se podrá alegar objeción de conciencia para negarse a prestar atención sanitaria postaborto.

“Hay un compromiso político por parte del gobierno nacional en construir un Estado presente, que acompañe a todas las mujeres, sea cual sea la decisión que tomen, y garantice el acceso a la salud. Estos dos proyectos de ley que estamos enviando al Congreso de la Nación son complementarios y promueven una mayor justicia social e igualdad de oportunidades, amplían derechos y establecen que el Estado debe acompañar a las mujeres en sus decisiones, cuidando sus vidas y su salud de manera integral”, sostuvo la ministra de las Mujeres Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

“Tenemos la obligación de cuidar la integridad física de las mujeres en todos los casos, evitar muertes por abortos clandestinos y acompañar a todas aquellas que desean continuar con sus embarazos y se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, para que puedan cumplir con su deseo de maternar y que ellas y sus hijos e hijas cuenten con el acompañamiento de un Estado presente”, agregó la ministra.

La Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires Estela Díaz también celebró la presentación del proyecto: “Este anuncio nos sitúa en un lugar donde queremos que esté la política, es muy importante que el Presidente sea consecuente con el compromiso asumió al iniciarse la agenda legislativa.”

“Es un anuncio esperado. Y ahora esperamos su urgente tratamiento para que sea un debate prolijo, con argumentos científicos y sin golpes bajos, que sea sin agresiones y democráticamente. Son muchos años luchando por este derecho, asi que esperamos que en este 2020 sea ley”, dice a Clarín Jenny Durán, representante de la campaña, que envió un comunicado.

“La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito saluda la presentación del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embrazo (IVE), redactado por el Poder Ejecutivo Nacional, y espera que de inmediato inicie su tratamiento en el Congreso de la Nación, a la par de nuestro proyecto, que fue presentado el 28 de mayo de 2019 con el apoyo de las más de 70 firmas de representantes legislativos de todo el arco político y que aún cuenta con estado parlamentario”, dice el texto.

La Campaña anunció para este miércoles una jornada de lucha y movilización: “Exigimos el reconocimiento del Estado de nuestro derecho al aborto y que sea en 2020”. Habrá caravanas, pañuelazos, bicicleteadas e intervenciones en ciudades de todo el país.

FUENTE: CLARIN

Comentarios

Comentarios