“Atacar al campo es salir a matar a la gallina de los huevos de oro” Un productor denunció que le incendiaron 600 hectáreas

A pesar de las reuniones entre los dirigentes rurales y los ministros de Seguridad, Sabrina Frederic, y de Agricultura, Luis Basterra, los ataques hacia el campo continúan.

Esta vez la víctima fue el productor ganadero Facundo Varela, quien denunció que le incendiaron de forma intencional 600 hectáreas de su campo situado Cañada Ombú, al norte de Santa Fe, muy cerca del establecimiento que tiene el ex-futbolista Gabriel Batistuta.

“Me avisa la gente del campo que había un foco de fuego y me dirigí hasta ahí para hacer contrafuego pero fue en vano porque estamos atravesando una sequía muy importante, y de inmediato el fuego se propagó y quemó unas 600 hectáreas de pasturas naturales, alambrados y todo lo que encontró a su paso. Por suerte logramos salvar a la hacienda”, contó el productor damnificado a Clarín.

Sobre cómo se produjo el incendio, Varela comentó que un maquinista que estaba trabajando sobre la ruta vio a dos personas en una moto en la cual una de bajó y prendió el fuego. Más tarde se enteró que también habían prendido fuego dos campos más de la zona del norte santafesino.

Varela hace ganadería, principalmente recría, y el fuego le quemó el pasto natural destinado como alimento para los animales. “Para estos animales no tengo reserva por lo que estoy organizando mandarlos a que pasten a otro campo”, indicó.

Los incendios en los campos vienen siendo una constante en los últimos días en varias provincias del país. El primero en denunciar un incendio intencional fue el vicepresidente de CRA, Gabriel de Raedemaeker, quien advirtió que en su campo, situado en localidad de Oliva (Córdoba), afectó 5 hectáreas de trigo y 30 de maíz.

Recientemente, el presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, David Tonello, también alertó sobre el incendio de 100 hectáreas y de 100 rollos de alfalfa en su campo ubicado en la localidad cordobesa de Charras, que está en plena investigación pero todo indica que habría sido premeditado.

Y días atrás el protesorero CRA, Juan Pablo Karnatz, denunció que se incendió parte de su campo situado cerca de la localidad santiagueña de Fernández. Pero todavía no tenía certezas de que haya sido intencional.

“Atacar al campo es atacar a uno de los sectores que más bienes derrama en la sociedad en forma de alimentos y en capital a través de impuestos. O sea, atacar a la producción agropecuaria es salir a matar a la gallina de los huevos de oro en este país”, consideró Varela molesto por la situación que se está viviendo en el sector.


SÍGUENOS