CUÁLES SON LOS MOMENTOS CLAVES PARA LAVARSE LAS MANOS

loading...

El lavado de manos con agua y jabón es una de las principales medidas de protección para prevenir el contagio de la Covid-19 y otras enfermedades. En el marco de la pandemia del coronavirus se intensificó este hábito que debe realizarse varias veces al día, pero hay momentos que son claves y que no se debe dejar pasar.

Los agentes tensioactivos del jabón levantan la suciedad y los microbios de la piel. Todo el proceso de lavado de manos de principio a fin dura entre 40 y 60 segundos y el frotado de las manos no debe ser menor a 20 segundos, pues esto elimina más microbios que hacerlo durante periodos más cortos.

Lo recomendable es crear el hábito de lavarse las manos desde niños. De esta manera, se previene 1 de cada 3 casos de diarrea en niños y 1 de cada 5 casos de infecciones respiratorias en el mundo. Anualmente 1.8 millones de niños mueren a causa de la diarrea o infecciones respiratorias como neumonía. Además, el lavado de manos evita hasta en 60% el ausentismo escolar a causa de infecciones al estómago.
Momentos claves para lavarlas

Antes, durante y después de preparar alimentos.
Antes de comer.
Antes y después de tratar una cortadura o una herida.
Antes y después de cuidar a alguien en su casa que tenga vómitos o diarrea.
Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
Después de ir al baño.
Después de tocar la basura.
Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
Después de tocar a un animal, alimento para animales o excrementos de animales.
Después que hemos estado en un lugar público y tocado alguna superficie que ha sido tocada por otras personas como manijas de puertas, mesas, carritos de compras o pantallas.
Antes de tocarnos los ojos, nariz o boca porque así es como los gérmenes entran a nuestro cuerpo.

Paso a paso del correcto lavado

loading...

Con motivo del Día Mundial del Lavado de Manos, que se celebra cada 15 de octubre, Magaly Blas, profesora de la Facultad de Salud Pública y Administración de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y directora del programa Mamás del Río, explica cómo hacerlo correctamente.

Mojarse las manos y aplicar suficiente jabón para cubrirlas totalmente.
Frotar las palmas entre sí.
Frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa.
Frotar las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados.
Frotar el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta, manteniendo unidos los dedos; rodeando el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha, frotarlo con un movimiento de rotación, y viceversa.
Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa.
Luego, enjuagar las manos.
Después del lavado, las manos deben secarse con una toalla limpia. Los microbios pueden transferirse más fácilmente con las manos mojadas, por ello es esencial hacerlo.

Si bien lavarse las manos con agua y jabón es lo más efectivo para eliminar los microbios, si no se tiene se puede usar un desinfectante de manos que contenga al menos 60% de alcohol, lo cual se evidenciará leyendo la etiqueta del producto.
Cómo controlar la rosácea

Evita exfoliarte la cara: esto puede irritar tu piel. Procura no usar cosméticos que contengan alcohol, aceites derivados del petróleo, fragancias o excesivos conservantes. Es mejor usar productos para pieles sensibles.
La correcta alimentación es clave: se recomienda no ingerir alimentos altos en picante y tratar de evitar el alcohol y la cafeína. De preferencia, se debe tratar de consumir productos bajos en grasas, menos refinados y naturales.

FUENTE: ELCOMERCIO

Comentarios

Comentarios

loading...