DETUVIERON A SIETE PERSONAS POR EL ROBO MASIVO DE CABLES DE FIBRA ÓPTICA EN MAR DEL PLATA

En el marco de una causa que investiga el robo masivo de cables de telefonía fija por parte de un grupo de personas que se organizaba para cavar y robarse el cableado subterráneo, la Policía Federal realizó varios allanamientos en distintos puntos de las sciudade de Mar del Plata y Sierra de los Padres en los que secuestró dinero, vehículos, objetos de valor y siete personas fueron detenidas.

De esta forma, efectivos de la División Operativa de Investigaciones de la Federal que actuaron bajo las órdenes del fiscal federal Daniel Adler y del juez Santiago Inchausti llevaron a cabo siete procedimientos en los cuales se incautaron de seis automóviles, aproximadamente 150 mil pesos, computadoras, teléfonos celulares, documentación de compra-venta de metales, y armas de fuego sin registrar.

La investigación nació a partir de una denuncia realizada el 9 de julio pasado por una empresa de telefonía damnificada por los robos. La compañía alertó sobre los reiterados robos de cables de telefonía e internet del tendido público, por los que gran cantidad de vecinos del mencionado barrio quedaron incomunicados y sin servicio de internet por varias jornadas.

La hecho inicial que derivó en los allanamientos realizados hoy ocurrió a lo largo de unas 12 cuadras sobre la calle Catriel, que divide los barrios SOIP y Las Canteras de la zona sur de la ciudad de Mar del Plata.
Denuncian robo masivo de cables de teléfono

Allí, de acuerdo a los vecinos de la zona, un grupo de aproximadamente 100 hombres y mujeres llegaron y se instalaron en el lugar para luego comenzar a cavar fosas. Tras ello, se llevaron los cables, propiedad de la empresa Telefónica, que estarían valuados en más de 300 mil pesos. El objetivo, claro está, es el cobre.

De este modo, los efectivos inspeccionaron hoy las instalaciones de dos chatarreras de esa zona, depósitos y oficinas de otras firmas de servicios, como domicilios particulares de personas ligadas a esa actividad, de los cuales por el momento no han trascendido identidades, roles o vínculos con el hecho materia de investigación.

Pero como resultado de los mismos, se lograron siete detenciones.

Previo a las detenciones de hoy, efectivos de la Comisaría Quinta de Mar del Plata y del Comando de Prevención Comunitaria, división de la Policía Bonaerense, se habían acercado al lugar luego de los primeros reclamos, a principios de julio. Sin embargo, no se habían producido arrestos.

“Vino la policía, pero de la fiscalía dicen que no los pueden sacar porque no hay una denuncia de parte de Telefónica. No ha venido nadie del gobierno municipal y de la delegación Batán, que es a quien le corresponde la zona”, explicó Adrián Saravia, administrador del complejo SOIP.

Los pozos hechos en la vereda tienen una profundidad de alrededor de un metro y medio. “Están desde el martes a la tarde. Es complicado poder filmar porque te tiran piedras. El daño es significativo. Hay gente sin teléfono, sin internet, otros han perdido las alarmas de monitoreo”, dijo indignado el administrador. Y agregó: “No tienen permiso para hacer una obra, pueden romper cables de EDEA (empresa distribuidora de energía), de agua, de desagüe”.

Uno de los “chatarreros”, donde la Federal realizó uno de sus operativos.

De acuerdo al diario La Capital, durante los allanamientos de hoy también participaron miembros de AFIP-DGI y peritos policiales del área de Comunicaciones Federales de la misma Agencia Regional destinados a evaluar el material y los documentos hallados en el sitio.

Los detenidos, junto con los elementos secuestrados, quedaron a disposición del Juzgado Federal N° 3 de Mar del Plata a cargo de Inchausti, y de la Fiscalía Federal N° 2 subrogada por Adler, por “Robo e Interrupción a los medios de comunicación”, mientras se continúa con la investigación.


SÍGUENOS