Dos MONOS NO paraban de ABRAZAR A SU HERMANO y los veterinarios DESCUBREN que tiene SÍNDROME DE DOWN

El lugar de esta historia de amor es el zoológico de Gaziantep, en el sur de Turquía, lugar donde llegaron tres monitos macacos huérfanos rescatados de las manos de una red de contrabandistas de animales.

Los cuidadores del zoológico observaron algo extraño en la conducta de los monitos. Dos de ellos no se cansaban de abrazar y proteger al tercero. Lo repetían de manera constante.

Los veterinarios no entendían esta conducta y procedieron a revisarlos. Y descubrieron el motivo de tanto amor: el tercero de los monitos sufre de síndrome de Down.

Aunque esto es totalmente inusual en la especie no fue motivo para que lo segregaran y dejaran de lado. Al contrario, el par de hermanos se desvive por proteger y ayudar a su hermano Down.

Celal Özsöyler, jefe de la autoridad local de vida silvestre del municipio, comentó que los veterinarios habían notado que uno de los tres tenía la cara un poco diferente y un brazo más largo, pero no se dieron cuenta de la condición especial del pequeño, situación que los otros monitos sí entendieron perfectamente.

“Los otros hermanos aparentemente lo sabían, y se preocupan por él. Lo alimentan y nunca lo dejan solo. Ahora estamos esperando que crezcan, y se unirán a otros monos aquí una vez tengan el tamaño apropiado”, dijo Özsöyler.

Los cuidadores del zoológico observaron algo extraño en la conducta de los monitos. Dos de ellos no se cansaban de abrazar y proteger al tercero (en el centro)

La llegada de animales en manos de contrabandistas al zoo no es nueva. El mes pasado, 200 tortolitos fueron interceptados por funcionarios de aduanas en la puesto fronterizo de Kilis.


SÍGUENOS