EL GIRO EN EL DRAMA DE BENJAMÍN: HALLAZGO DE RESTOS ÓSEOS Y CONFESIÓN DEL PADRE

El largo y angustiante misterio en torno a la desaparición de Benjamín Gutiérrez, el niño de tres años que conmocionó a Tucumán y al país, parece estar llegando a su desgarrador desenlace. En las últimas horas, el padre del pequeño, desaparecido desde hace aproximadamente un año, reveló el lugar donde podrían estar enterrados sus restos. Esta confesión condujo a un dramático hallazgo por parte de las autoridades policiales: restos óseos encontrados cerca de la casa familiar.

El fiscal a cargo del caso, Miguel Varela, confirmó este giro dramático en una declaración oficial, explicando que se había producido un avance significativo en la búsqueda del cuerpo de Benjamín, gracias a la colaboración de vecinos que ofrecieron información sobre los lugares frecuentados por el padre del menor.

El operativo de búsqueda, que involucró a efectivos policiales y especialistas en rescate, se concentró en la zona cercana a la residencia de la familia, desencadenando un proceso minucioso en el que cada detalle fue crucial. A pesar de la espesura del terreno y las dificultades encontradas durante la noche, las autoridades perseveraron en su labor, decididas a desentrañar el enigma que rodeaba la desaparición del pequeño Benjamín.

Si bien inicialmente se especuló sobre una posible confesión del padre, las fuentes policiales han aclarado que lo que proporcionó fueron datos precisos sobre la ubicación donde se encontraría el cuerpo de su hijo. A raíz de esta revelación, Jorge Luis Lucero fue formalmente acusado de homicidio, mientras que la madre del niño también fue detenida en relación con el caso.

El hallazgo de restos óseos a dos cuadras de la casa de la familia ha desencadenado un nuevo capítulo en este trágico episodio. La identificación de estos restos mediante pruebas de ADN será crucial para confirmar si pertenecen a Benjamín, un paso crucial en la búsqueda de justicia y el esclarecimiento de lo que sucedió con el niño. Ver Más >>>