EMPEZÓ A VENDER SU PROPIA LECHE MATERNA POR INTERNET Y YA LLEVA GANADOS MILES DE DÓLARES

loading...

Julie Dennis tiene dos hijos y vive en Florida, Estados Unidos. Dio a luz a un bebé para otra familia en agosto de 2019 y desde entonces encontró una nueva veta laboral.

Jamás se imaginó Julie Dennis, una mujer de los Estados Unidos, que meterse en el negocio de la venta de su leche materna iba a resultar un verdadero éxito.

Todo comenzó cuando la residente de 32 años de Florida, que es madre de dos niños y maestra jardinera, dio a luz a otra criatura para otra familia en agosto de 2019. El pequeño fue entregado a su pareja y ella, compensada por la leche que debía sacarse.

Fue entonces cuando a Julie se dio cuenta de que tenía una gran cantidad de leche que no podría utilizar, y entonces decidió publicar algunos mensajes en las redes sociales, básicamente en Facebook, según cuenta el Daily Mail inglés.

Rápidamente, sus posteos fueron respondidos por varias familias con recién nacidos, con mujeres con problemas de lactancia. Así cerraron el negocio y lograron conseguir esto a un precio acorde: “Tengo un útero perfectamente bueno y una leche perfectamente buena, así que también puedo usarla”, dijo.

A pesar de las críticas por vender algo que es gratis, ella se defiende: “Paso horas al día conectada a mi bomba, es un tiempo lejos de mi familia. Dedico tiempo a limpiar, embolsar y esterilizar todas las piezas de mi bomba entre cada uso”.

loading...

Hasta el momento afirma que ya embolsó cerca de US$ 19.000, aunque asegura que el esfuerzo es enorme: “Ese dinero no incluye el reemplazo de las piezas de la bomba cada seis a ocho semanas, el costo de las bolsas, el costo de las unidades de esterilización y las cuatro bombas diferentes que uso. Es mucho trabajo bombear exclusivamente y es un trabajo que hago con amor”.

Bombea alrededor de cinco litros por mes, y guarda todo fraccionado en su congelador. Vende el envoltorio más chico a casi un dolar y además de hacer envíos a todo el país: “Tiene anticuerpos y la leche materna está hecha para bebés humanos, pero es mucho más cara que la leche de fórmula”, cuenta para justificar su trabajo.

Normalmente, una leche materna que se congela inmediatamente luego de ser extraída puede durar entre tres y cuatro meses hasta ser consumida. No obstante, para muchos especialistas es una práctica desaconsejada.

¿Qué hizo con el dinero? “Durante los primeros seis meses, más o menos, lo usé además de mis ingresos laborales para pagar facturas y administrar mi hogar. Los últimos seis meses lo he guardado en una cuenta de ahorros para un fondo de emergencia”, contó.

FUENTE: CLARIN

Comentarios

Comentarios

loading...