FATAL ENTRENAMIENTO DEL EJÉRCITO DE ESTADOS UNIDOS: NUEVE MARINES MUERTOS EN UN ACCIDENTE

El Ejército de Estados Unidos dio por muertos a ocho militares desaparecidos el último viernes en un accidente en el que se inundó un vehículo anfibio. Otros ocho fueron rescatados, pero uno falleció poco después. Dos continúan en condición crítica.

Las maniobras militares se hacían en la isla californiana de San Clemente, cuando el vehículo comenzó a hacer agua a unos 800 metros de la costa de la isla San Clemente, frente a San Diego, California. El tanque de 26 toneladas se hundió rápidamente a gran profundidad (demasiado para los buzos), haciendo difícil alcanzarla.

“Con gran tristeza he decidido poner fin a la operación de búsqueda y rescate”, anunció el coronel Christopher Bronzi, oficial al mando de la 15 Unidad Expedicionaria de Marines, responsable el salvamento, en un comunicado.

Antes de dar por concluida la búsqueda, los helicópteros, embarcaciones, desde lanchas inflables hasta barcos de salvamento del Ejército, rastrearon más de 1.000 millas náuticas (unos 517 kilómetros cuadrados).

Todos los infantes de marina a bordo del vehículo anfibio estaban asignados a la 15ta Unidad Expedicionaria de los Infantes de Marina, con sede en Camp Pendleton, al norte de San Diego.

Sus edades oscilan entre los 19 y poco más de 30 años y llevaban equipo de combate, incluido blindaje corporal y chalecos flotantes, señaló antes esta semana el teniente general Joseph Osterman, comandante general de la 1ra Fuerza expedicionaria de la Infantería de Marina.

El viernes, el comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, general David Berger, suspendió las operaciones acuáticas de sus más de 800 vehículos de asalto anfibios hasta que se determine la causa del accidente. Señaló que la medida fue adoptada por precaución.

El incidente es el que más mortífero de varios que involucran un Amtrak durante maniobras de Camp Pendleton en los últimos años.

En 2017, 14 infantes de marina y un marinero fueron hospitalizados después que su vehículo chocara contra una tubería de gas natural cerca del campamento, causando un incendio que envolvió a la unidad de desembarco.

En 2011, un infante de marina murió cuando un vehículo de asalto anfibio se hundió frente al campamento durante maniobras de entrenamiento.


SÍGUENOS