Fran Drescher, la NIÑERA: “¡20 años LIBRE de CÁNCER!”

“A veces los mejores regalos vienen en los paquetes más feos”. Esa frase lanzada a la CNN emocionó una vez más a los fans de Fran Drescher. La actriz permanece en el recuerdo de miles de televidentes de La niñera y ella comparte su día a día con ellos como si no hubieran pasado más de 20 años del final de aquella sitcom.

La mujer nacida en Queen, que hoy tiene 62 años, se había prestado este año a un reencuentro del elenco de la serie para animar la cuarentena. Luego de eso, se sinceró con sus fans: este año es especial para ella que atravesó un duro cáncer apenas terminó de filmar la ficción que la hizo popular.

Drescher, que encarnaba a la adorable e insoportable Fran Fine, había sido diagnosticada en 2000 con un cáncer uterino. Por esa razón tuvo que abandonar su carrera para tratarse.

La historia televisiva que se emitió por última vez en 1999 y siguió repitiéndose hasta el hartazgo tenía a Fran como una chispeante señorita que terminaba cuidando a tres niños en la casa de un viudo millonario. Muchos creyeron que la actriz era así en la vida real, hasta que ella contó partes escalofriantes de su vida. “Fui violada a punta de pistola”, confesó. “La vida te da golpes. Nadie deja este planeta ileso. Pero, como dicen, lo que no te mata te fortalece”, admitió.

Cuando el éxito terminó y Drescher se dispuso a relajarse y seguir “sanando” esa “herida eterna”, enfermó, tuvo que dedicarse a tratamientos médicos. “Ataqué al cáncer a tiempo”, explicó. Se sometió a una histerectomía. En 2007 lanzó su libro autobiográfico para relatar su experiencia y creó la fundación Cancer Schmancer Movement.

Militante en la causa contra la prevención de cáncer, “la nana” usó ahora su cuenta de Instagram (medio millón de seguidores) para sincerarse y ayudar a cientos de personas que atraviesan lo que ella atravesó: “¡Feliz aniversario para mí!”, escribió. “Empezando el día y transmitiendo para todo el mundo! ¡Es bueno estar vivo!”, agregó en otro posteo. “Graduada”, bromeó en otro.

Hace unas semanas participó de un concierto vía streaming cuyos fondos fueron destinados a la lucha contra el cáncer.

Drescher siempre se imaginó organizando una gran fiesta para “el hito” –como le llama a las dos décadas de salud recuperada- pero la pandemia la obligó a ser un “más creativa”, como contó. Así, reunió a invitados especiales (Bette Midler, Patti LuPone y Rosie O’Donnell) y a su querido Charles Shaughnessy (Maxwell Sheffield en La niñera). “Quería felicitarte por tus 20 años de bienestar”, le dijo él en ese show online.

“Estoy muy orgulloso de todo lo que has hecho. Has convertido tu crisis, tu propio peligro personal de cáncer en una oportunidad tan bendecida para los demás. Típico de tu generosidad y tu gran corazón … Al hacer eso y convertir el limón del cáncer en la limonada de Cancer Schmancer (su fundación), salvaste innumerables vidas”, sumó Shaughnessy.

Antes de ese show online, Fran le dijo a CNN que adherirse a una dieta orgánica jugó un papel fundamental en su estado de salud actual. “Me trato tan bien, con amor como sea posible. No abuso de mis posibilidades, honro a mi cuerpo todo el tiempo, lo escucho. Y me aseguro de apreciar lo que sucede a mi alrededor”.

Muy ligada a lo espiritual, Fran nos tiene acostumbrados a mensajes de fe. “¿​Estamos experimentando un tiempo bíblico? ¿Esto es un acto de Dios?”. Ese tipo de preguntas planteó en videos virales Drescher a lo largo de la pandemia del coronavirus. “Es tiempo de parar, de volver a las cosas más esenciales. Gracias coronavirus”, escribió.

Hace un tiempo Fran sufrió la muerte de su perro Sanson y en homenaje adoptó a una perra (Angel Grace) a la que vuelve protagonista de sus publicaciones en Instagram. Su casa es un gran hogar de canes de distintas razas.


SÍGUENOS