HALLAN UN FÓSIL DE 62 MILLONES DE AÑOS EN EL PARQUE LOS CARDONES

Los restos del pequeño mamífero que vivió hace 62 millones de años fueron encontrados en una unidad geológica conocida como Formación Mealla, en el Parque Nacional Los Cardones, ubicado cerca de la localidad de Payogasta, en los Valles Calchaquíes de la provincia de Salta.

El hallazgo data de 2018, pero recién ahora se publicó el artículo firmado por el equipo de investigadores. “Estuvimos primero preparando el material, porque eso requiere una pequeña limpieza y demás, para poder estudiarlo y una vez que estuvo listo ya comenzó el estudio”, explicó a Salta/12 la paleontóloga Natalia Zimicz, investigadora adjunta del CONICET en el Instituto de Bio y Geociencias del Noroeste Argentino (IBIGEO), que tiene su sede en Rosario de Lerma, a 35 kilómetros de Salta Capital. El hallazgo fue publicado recientemente en la revista especializada Journal of South American Earth Sciences, de la editorial Elsevier (https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0895981120303151 ).

Zimicz investiga la evolución de los mamíferos en América del Sur durante los últimos 80 millones de años.

Indicó que el hallazgo es “muy importante” debido a que “representa uno de los registros más antiguos de notoungulados, el grupo más diverso de ungulados nativos sudamericanos (un grupo de mamíferos que ya no existen)”, y “contribuye enormemente a la comprensión del origen y diversificación de este grupo en nuestro continente. Este grupo de mamíferos es clave en la disputa acerca del origen norteamericano o africano de los mamíferos nativos sudamericanos”. A la vez, “pone de manifiesto la importancia que el registro paleontológico salteño tiene para la comprensión de la historia temprana en la evolución de los mamíferos en América del Sur”.

“Se trata de un mamífero fósil de aproximadamente 62 millones de años de antigüedad, muy pequeño” del que se encontraron “apenas tres dientes en un fragmento de mandíbula”, relató la investigadora.

Zimicz detalló que el hallazgo es importante por varios motivos, “desde lo geológico, es el segundo fósil registrado para esa unidad y para esa edad en la provincia de Salta, y también tiene un impacto bastante importante a nivel América del Sur porque para ese lapso de tiempo son muy poquitos los registros de fósiles que hay, en particular de este grupo”.

“Este en particular es de un grupo donde de mamíferos que ya no tiene representantes en la actualidad, y son denominados ungulados nativos sudamericanos. Lo más importante del hallazgo es que constituye el registro más antiguo para el grupo y está prácticamente en los albores, casi en los orígenes del grupo”, señaló.

Los ungulados sudamericanos constituyen un caso de evolución en aislamiento geográfico, entre ellos hubo animales de gran tamaño aunque la mayoría eran pequeños.

Zimicz trabaja en colaboración con investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino (Rivadavia, Laura Chornogubsky, Mercedes Fernández, Juan Carlos Fernicola, Magalí Cárdenas), del Museo de La Plata (Michelle Arnal y Mariano Bond), y de la Universidad Nacional de Luján (Juan Carlos Fernicola y M. Fernández).

“Ya hace unos cinco años que trabajamos ahí en el Parque Los Cardones y por lo menos dos o tres veces al año nos hacemos un viaje de campaña para buscar y extraer fósiles”, contó. “Intentamos reconstruir las faunas de mamíferos fósiles y los paleoambientes que tuvieron lugar en el parque durante los últimos 80 millones de años”, indicó la investigadora. Los restos fueron encontrados “en unos afloramientos que son bastante difíciles de caminar porque están inclinados casi a 40 grados”.
En honor a Macacha Güemes

El fósil encontrado en Los Cardones recibió el nombre de Archaeogaia macachaae, “en honor a Macacha Güemes, una de las mujeres más importantes de la historia de nuestra independencia y de nuestra provincia en particular. Nuestra intención es reivindicar la figura inmensa de Macacha de la única manera que nos es posible en nuestra disciplina, esto es a través del nombre de la especie. Es un homenaje a una mujer luchadora que rompió con los enormes estereotipos de su época y luchó, además exitosamente, nada menos que por la Independencia de nuestra de Patria”, lo explicó Zimicz.

Es que, según indicó, en la panteología local “casi todas las especies están dedicadas o a próceres masculinos o a localidades, (…) pero nunca nadie le dedicó una especie a alguien tan importante como Macacha”.

Por otra parte, Zimicz resaltó el trabajo de los paleontólogos en Salta y dijo que espera que la difusión del hallazgo también sirva para “dar a conocer el patrimonio paleontológico que tenemos, que es muy importante y que está un poco desconocido para el ciudadano común de la provincia de Salta”.

“Salta tiene un registro geológico muy importante”, destacó. Como ejemplo, señaló que en los alrededores de la ciudad de Salta, basta con ir al Cerro San Bernardo para encontrar “registros de trilobites (clase de artrópodos ya extintos) y amonites (subclase de moluscos, también extintos) fósiles y cosas que tienen casi 500 millones de años” y en la provincia “por todos lados hay como relevamientos geológicos y son fosilíferos”. Añadió que a pesar de esto, el patrimonio paleontológico de Salta no es muy conocido por la ciudadanía en general, por lo que entendió que es necesario darle difusión. “Para que la ciudadanía pueda poner en valor y disfrutar de su patrimonio, primero necesita conocerlo. Esa es nuestra responsabilidad como investigadores”.

Zimicz, que estudió en La Plata, sostuvo que en los últimos años la paleontología en Salta está experimentando un auge, “con la radicación de nuevos investigadores en la provincia que sumados a los que ya estaban están formando sus grupos de trabajo. De manera que esta disciplina es una opción para los alumnos de los alumnos de carrera afines como geología y biología que se dictan en la UNSa”.

Zimicz agradeció a la Administración de Parques Nacionales Delegación Regional NOA, a los guardaparques de Los Cardones, a la Comisión Nacional de Energía Atómica y a los trabajadores de la Mina Don Otto, por el apoyo logístico; al CONICET, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y a la investigadora Caroline Strömberg.


SÍGUENOS