LA CRISIS DE ZAIRA NARA: “NECESITO QUE TODOS LOS FOROS DE MADRES Y PADRES ME AYUDEN”

El pequeño Viggo, el segundo de Zaira Nara y Jakob Von Plessen, cumplió seis meses hace algunos días, pero los papás todavía luchan para ordenar su rutina de sueño. La del martes fue una noche fatal: el bebé se “rebeló” y tuvo a los dos “bailando” hasta la mañana siguiente.

“Buen día, necesito que todos los foros de madres…padres…y tutores me ayuden. No dormimos en toda la noche. O sea, divino el colecho, la teta, pero recién se duerme y son las nueve, después de cuatro cafés y dos termos de mate”, contó Zaira en una serie de historias en las que hizo catarsis con sus seguidores. En los videos se vio que mientras ella desayunaba, Viggo dormía plácidamente en el cochecito y Jakob se ocupaba de asuntos de la casa en el parque.

La modelo y empresaria del makeup regresó a Buenos Aires después de haber pasado sus primeros meses de puerperio en el Sur, su “lugar” en el mundo. También es mamá de Malaika, de 4 años, que seguramente estaba a punto de despertarse para arrancar el día.

Hace algunas semanas, Zaira había expresado sus dudas con respecto al colecho. Contó que con la mayor había elegido esa técnica y hasta el día de hoy tenía dificultades para pasarla a una cama individual. “Con Mali lo hice y hoy tiene 4 años y no puede dormir sola todavía. Así que estoy en esa disyuntiva sobre si volver a hacerlo o no con Viggo”, dijo en La peña de Morfi.

Sin embargo, su amiga íntima Paula Chaves la mandó al frente y “corrigió” sus dichos. “Zaira intentó que Mali duerma sola y no pudo, porque como todo niño, quiere dormir un ratito con sus papás. Mientras ella intentaba “enseñarle a dormir’, yo dormía noches enteras”, comparó la flamante mamá de Filipa en un cruce tuitero con Marcelo Tinelli, que jamás cedió al colecho con Lorenzo, su hijo menor.

En el caso de Paula, la conductora tiene su cuarto aggiornado especialmente para que todos descansen bien en un solo cuarto. Además de una cama matrimonial supergrande -para ella, Filipa y Baltazar-, ubicó dos colchones en el piso en los que suelen acostarse Pedro Alfonso y Olivia. El productor alguna vez bromeó con que se sentía “hacinado” por dormir así.

Además de Paula, Zaira busca refugio en Mery del Cerro, que también tiene una niña pequeña, Cala. Las tres comparten un grupo de Whatsapp que en tiempos de pandemia y aislamiento social, funciona como tribu de crianza.


SÍGUENOS