LA EMBAJADA ARGENTINA EN ECUADOR REFUGIÓ A UNA EXMINISTRA DE CORREA PROCESADA POR CORRUPCIÓN

María de los Ángeles Duarte Pesante, exministra durante el mandato de Rafael Correa, se refugió esta semana “por razones humanitarias” en la embajada argentina en Quito, tiempo después de ser sentenciada a ocho años de prisión en la misma causa por corrupción en la que también fue condenado el exmandatario.

A través de un comunicado, la Cancillería argentina confirmó que la exfuncionaria ecuatoriana se encuentra alojada “en carácter de huésped por razones humanitarias en la residencia oficial de la embajada”.

Duarte fue procesada en primera y segunda en el denominado caso Sobornos, donde la Fiscalía sostiene que, junto a exfuncionarios y empresarios, formaba parte de una estructura que exigía dinero a empresas privadas a cambio de grandes obras estatales. En la misma causa fueron condenados el expresidente Correa y otros 17 exministros, altos funcionarios y empresarios que, según se determinó en el juicio, formaban parte de una trama de corrupción.

Si bien contaba con una tobillera electrónica en su prisión domiciliaria, la exfuncionaria debía presentarse periódicamente ante la Justicia y estaba impedida para abandonar Ecuador. lleva tobillera electrónica.

Amiga de Correa desde sus años en la Universidad Católica de Guayaquil, ocupó varios cargos ministeriales durante su gobierno. Es arquitecta y está casada desde 2016 con el cantante argentino Marcelo Pastore, padre de uno de sus tres hijos. Al alejarse de sus cargos como funcionaria pública en Ecuador, duarte vivió un tiempo junto a su marido en la ciudad de Buenos Aires.

El Tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador, máximo órgano judicial del país, el 7 de abril de 2019 rechazó el último recurso presentado por Correa y por tanto confirmó la sentencia por cohecho en el Caso Sobornos. Lo miso sucedió en julio de este año. Sobre el expresidente ecuatoriano pesa también una inhabilitación por 25 años para ejercer cargos públicos.

La Corte también ratificó las condenas de Jorge Glas, Vinicio Alvarado, Alexis Mera, Viviana Bonilla, Christian Viteri, María de los Ángeles Duarte, Laura Terán y Pamela Martínez, entre otros, declarados culpables de cohecho en los actos de corrupción y financiación ilegal del movimiento Alianza PAIS entre noviembre de 2013 y febrero de 2014 por parte de varias multinacionales, entre ellas la constructora brasileña Odebrecht, que forman parte de la causa.

Tanto Correa como Duarte y otros exfuncionarios defendieron siempre su inocencia y denunciaron ser víctimas de una persecución política por parte del actual Gobierno de Lenín Moreno, e incluso pidieron la nulidad de la sentencia por estas mismas razones. Sin embargo, para la Fiscalía de Ecuador, entre 2012 y 2016, estos exfuncionarios de Estado, así como empresarios privados, formaban parte de una trama corrupta en la cual se facilitaban contratos.

FUENTE: TN


SÍGUENOS