Letal ráfaga, DIEZ TIROS en tres segundos para defender a su padre

SIGUENOS EN FACEBOOK, DALE ME GUSTA A NUESTRA PÁGINA

Siete balazos impactaron en el cuerpo del asaltante, que tenía numerosos antecedentes por robo.

El hijo del contador, que hace una semana intervino a tiros cuando su padre estaba siendo asaltado, vació el cargador de su pistola 11.25 en un santiamén. Aun sin experiencia en el uso de armas -según su abogado-, aunque poseía permiso para tenerla, no le dio respiro al delincuente: 3 segundos, 10 disparos, 7 en el blanco. Esa fue la secuencia vivida en Mar del Plata a plena luz del día.

El informe de autopsia practicada al cadáver de Juan Gabriel Gómez, un peligroso ladrón necochense de 37 años con causas en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, reveló que Santiago C. (28) gatilló hasta quedarse sin municiones y que el ladrón recibió siete tiros, no cuatro como se creyó en principio.

Los disparos, según revelaron fuentes de la investigación, los hizo desde el mismo momento en que descubrió que su padre, de 58 años, estaba a punto de ser asaltado cuando bajaba de su camioneta Volkswagen Amarok.

Gómez lo había sorprendido y lo amenazaba con su arma, la que llegó a disparar una sola vez: el proyectil se incrustó en una pared.

Video: Las imágenes del hombre que mató al ladrón que intentó robarle a su padre

Guillermo Villarreal

COMENTARIOS(9)

25/06/2020 – 17:07

Clarín.com
Policiales

El hijo del contador, que hace una semana intervino a tiros cuando su padre estaba siendo asaltado, vació el cargador de su pistola 11.25 en un santiamén. Aun sin experiencia en el uso de armas -según su abogado-, aunque poseía permiso para tenerla, no le dio respiro al delincuente: 3 segundos, 10 disparos, 7 en el blanco. Esa fue la secuencia vivida en Mar del Plata a plena luz del día.

El informe de autopsia practicada al cadáver de Juan Gabriel Gómez, un peligroso ladrón necochense de 37 años con causas en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, reveló que Santiago C. (28) gatilló hasta quedarse sin municiones y que el ladrón recibió siete tiros, no cuatro como se creyó en principio.
Newsletters Clarín Qué pasó hoy
Te contamos las noticias más importantes del día, y qué pasará mañana cuando te levantes

Recibir newsletter
Te contamos las noticias más importantes del día, y qué pasará mañana cuando te levantes

Los disparos, según revelaron fuentes de la investigación, los hizo desde el mismo momento en que descubrió que su padre, de 58 años, estaba a punto de ser asaltado cuando bajaba de su camioneta Volkswagen Amarok.

Gómez lo había sorprendido y lo amenazaba con su arma, la que llegó a disparar una sola vez: el proyectil se incrustó en una pared.
Mar del Plata , mató al delicuente que intentó robarle a su padre. Foto: 0223.com

Mar del Plata , mató al delicuente que intentó robarle a su padre. Foto: 0223.com

“No, puede haber hecho un curso porque tiene tenencia, pero no tiene experiencia: en el video se ve que cuando dispara, salta”, explicó a Clarín el abogado Aldo Carnevale, que fue defensor oficial, fiscal y ahora afronta su primer caso a un año de su jubilación como juez de un Tribunal Criminal representando a Santiago C.

El joven fue imputado por el fiscal Fernando Castro por los delitos de “homicidio agravado y portación ilegal de arma de guerra”, pero no dispuso ninguna medida restrictiva contra él pues no existen riesgo procesales y tampoco cuenta con antecedentes penales. La próxima semana le tomará declaración. Deberá determinar si hubo exceso en la legítima defensa.

No es lo mismo para la Justicia alguien que actúa en legítima defensa que alguien que se excede haciéndolo, defendiéndose. El primero de los casos comprende el sobreseimiento, el otro tiene una pena que puede ir de 1 a 5 años de prisión (artículo 35 del Código Penal).

Para Carnevale se trata de un caso de “legítima defensa”, porque considera que no hubo exceso por parte del joven. “Estoy convencido porque hay que evaluar distintos elementos: el tipo de arma, la capacidad de repetir disparos automáticamente y la inexperiencia del tirador para estas circunstancias extremas. Además, hay que tener en cuenta el riesgo al que veía sometido a su padre, también la cantidad de delincuentes”.

El asalto ocurrió pasadas las 11 del jueves 18 en la puerta del estudio donde el contador operaba, en el barrio Chauvín. Hasta allí llegó acompañado por su hijo en una camioneta Amarok. Tenían previsto realizar una operación en dólares.

Es que Gómez no había llegado solo. La misma cámara que tomó las imágenes del asalto y la forma en que Santiago C. le dispara al ladrón, muestra un Audi A3 blanco girando por Matheu y a un cómplice corriendo a la par, en la huida. El auto apareció esa misma noche, cuando la Policía descubrió que se incendiaba en un descampado detrás del estadio mundialista.

Carnevale adelantó a este diario que pedirá la ampliación de los informes de balística y testimoniales de testigos, además de la ampliación de la declaración del papá del muchacho.

Los cómplices de Gómez aún no fueron identificados, al tiempo que se investiga si no hubo un entregador ya que el contador, en la mañana del martes pasado, tenía previsto hacer una operación en dólares en su estudio, donde lo alcanzaron los ladrones.

Comentarios

Comentarios