Lluvia récord mata al menos a ocho personas en Seúl cuando el agua inunda edificios y sumerge automóviles

Seúl, Corea del Sur —Al menos ocho personas murieron el lunes en Seúl después de que aguaceros récord inundaran casas, carreteras y estaciones de metro en la capital de Corea del Sur, cortando el suministro eléctrico y obligando a cientos a evacuar, según las autoridades.

El Ministerio del Interior y Seguridad de Corea del Sur dijo que tres de los que murieron habían quedado atrapados en un semisótano inundado. Otros nueve resultaron heridos y seis personas siguen desaparecidas, dijo el ministerio.

Desde la medianoche del lunes, hora local, partes de Seúl vieron un total de 422 milímetros (16 pulgadas) de lluvia, lo que llevó a las autoridades a elevar la alerta de emergencia de nivel 3 más alta. La ciudad registró 141,5 milímetros (5,57 pulgadas) de lluvia por hora, la tasa más alta desde que las autoridades comenzaron a llevar registros.

Fotos de toda la ciudad muestran inundaciones severas, con personas caminando por las calles con agua hasta los muslos.

Aunque las aguas de la inundación habían retrocedido en gran medida el martes por la mañana, los automóviles y autobuses quedaron esparcidos por las carreteras y aceras, bloqueando el tráfico matutino.

En algunas partes de Seúl, los desagües se atascaron y enviaron agua a las calles y estaciones de metro, según el Metro de Seúl. Varias estaciones de metro se cerraron debido a las inundaciones y las líneas se suspendieron temporalmente el lunes por la noche. Hasta el martes por la mañana, las autoridades seguían trabajando para reabrir las estaciones.

Varias regiones al sur del río Han fueron las más afectadas, incluido el moderno y rico distrito de Gangnam, donde algunos edificios y tiendas se inundaron y se quedaron sin electricidad.

Alrededor de 800 residentes fueron evacuados a escuelas y gimnasios o buscaron refugio voluntariamente en centros comunitarios locales, ya que las inundaciones afectaron a más de 741 casas y tiendas, según las autoridades.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, envió sus condolencias a las víctimas el martes y dijo que realizaría una inspección en el lugar y trabajaría para evitar daños adicionales.

También señaló la necesidad de revisar el sistema de manejo de desastres del país, ya que se espera que el clima extremo e impredecible sea cada vez más común debido a la crisis climática.

Se espera que las fuertes lluvias continúen el martes, con hasta 100 milímetros (3,9 pulgadas) de lluvia por hora en algunas regiones, según la Administración de Meteorología del país.

Partes de Japón también vieron aguaceros el lunes por la noche, con algunas regiones de Hokkaido reportando inundaciones, pero sin heridos hasta el martes. Las autoridades han advertido sobre el riesgo de inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.


SÍGUENOS