MÉDICOS CONFUNDIERON UNA GRAVE ENFERMEDAD CON EL CORONAVIRUS Y UNA JOVEN MURIÓ

Una joven madre murió de cáncer que los médicos tardaron en diagnosticar convencidos de que en realidad padecía coronavirus. Beth Pattison, de 27 años y quien había superado en dos ocasiones el cáncer de mama, consultó en marzo a una clínica de Newcastle, Inglaterra, porque tenía una tos persistente que probablemente se debía al coronavirus. Según cuenta la cadena BBC, le diagnosticaron Covid-19.

Finalmente, ante el agravamiento de su estado, la madre de un hijo de 5 años fue trasladada el 8 de junio a un hospital, en el que a pesar de que las pruebas salieron negativas, se insistió que el cuadro de neumonía que presentaba se debía al coronavirus.

El padre de la joven, Craig Pattison, aseguró a la BBC que los doctores tardaron una semana en darse cuenta de que el motivo del estado de su su hija era que el cáncer había regresado y esta vez se había extendido a los pulmones y los ovarios.

Tres semanas después de su internación, la joven falleció debido a un paro cardíaco en el momento en que se le intentaba inducir un coma. “Beth no fue una víctima del Covid, fue una víctima de las circunstancias causadas por el Covid”, dijo el padre.

“Si hay algo que Beth pueda dejar como su legado es que las personas que tuvieron un diagnóstico previo de cáncer se examinen primero antes de analizar otras causas”, agregó el padre de la joven a la BBC.

Pattison fue diagnosticada por primera vez con cáncer de mama en 2016 y se sometió a una mastectomía y tratamientos de quimioterapia y radioterapia. Pero en 2017, tuvo que someterse nuevamente a quimioterapias luego de descubrirle otro bulto.

El cáncer de seno o mama es una enfermedad en la cual las células de la mama se multiplican sin control y forman un bulto o una masa. Estas células pueden diseminarse (hacer metástasis) por la mama hasta los ganglios linfáticos o a otras partes del cuerpo. Existen diferentes tipos de esta condición y su tratamiento depende de qué células del seno se vuelven cancerosas.

El carcinoma ductal infiltrante ocurre cuando las células cancerosas se multiplican fuera de los conductos e invaden otras partes del tejido mamario.

Mientras que el carcinoma lobulillar infiltrante se presenta cuando las células cancerosas se diseminan de los lobulillos a los tejidos mamarios cercanos.


SÍGUENOS