MURIÓ A LOS 38 AÑOS EL PRÍNCIPE AZIM DE BRUNEI, FAMOSO POR SUS FIESTAS CON CELEBRIDADES

El príncipe Haji “Abdul” Azim de Brunei, hijo del sultán de ese estado, murió el pasado sábado a la edad de 38 años, según lo que informó la prensa local. El miembro de la familia real fue enterrado en el Mausoleo real de Bandar Seri Begawan, la capital del país, donde reposan otros miembros del sultanato. Azim se había hecho famoso en el jet set internacional por organizar lujosas fiestas a las que asistían celebridades de todo el mundo.

La causa de su muerte no fue revelada, pero el príncipe, que se había convertido en productor cinematográfico, sufría una grave y prolongada enfermedad. El mismo día de su muerte se organizó el funeral y su padre, el sultán Hassanal Bolkiah, decretó siete días de luto nacional.

Michael Jackson fue uno de los famosos que participaron de las fiestas del príncipe de Brunei Crédito: Hello!

Azim era el cuarto hijo del sultán y su segunda esposa, Hajah Mariam, y era el cuarto en la línea sucesoria al trono, regido por su padre desde hace 53 años, lo que lo convierte en el monarca que más tiempo lleva en el trono tras la reina Isabel II de Inglaterra.

Además de por su posición en la familia real de Brunei, una pequeña nación con muchos recursos naturales enclavada en la isla de Borneo, en el sudeste asiático, Azim era reconocido por ser un miembro vip de la vida festiva de los famosos.

El sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah, decretó siete días de luto tras la muerte de su hijo Crédito: Hello!

El príncipe, miembro de una de las familias reales más ricas del mundo, pasaba la mayor parte de su tiempo en la mansión familiar en Londres y organizaba ostentosas fiestas a las que asistían sus amigos famosos, entre quienes se encontraban, por ejemplo, Michael Jackson,Mariah Carey,Pamela Anderson, Eva Longoria y Naomi Campbell.

De acuerdo al medio británico The Times, la bolsa de regalos que recibían los famosos en sus fiestas valía unas 20.000 libras per cápita -US$26.000- y contenía un vale para unas vacaciones con safari incluido en Kenia, un celular nuevo, un GPS, una pintura al óleo original y un cambio de imagen dental completo con un dentista privado.

Eva Longoria y Mariah Carey en una de las fiestas del príncipe de Brunei, que regalaba a los invitados paquetes con obsequios por US$26.000 Crédito: Hello!
Sus producciones en el cine

Azim, que estudió en Oxford y tuvo un intento fallido por ingresar al ejército británico, invirtió parte de su fortuna, valuada en unos US$4700 millones, en fundar su propia compañía cinematográfica. Así, produjo el drama Nunca me dejes sola (You are not you), en 2014, protagonizada por Hilary Swank y la película Time of their lives, que estelarizó la actriz británica Joan Collins.

Pero en el terreno de la cinematografía, su proyecto más exitoso fue El Príncipe feliz (The Happy Prince), filme basado en el cuento de Oscar Wilde, con Emily Watson, Colin Firth y Rupert Everett, estrenada en 2018.

A Azim le sobreviven su padre y su madre Hajah Mariam, una ex azafata que fue la segunda esposa del sultán, de quien se separó en 2002. Tenía tres hermanos y ocho medios hermanos y hermanas a través de la primera y tercera esposas del sultán.

Además de su actividad en el cine, Azim era reconocido por defender diversas causas y recaudaciones benéficas, especialmente las relacionadas con la inclusión de las personas con discapacidad. Es que, además de su aparente cuota de frivolidad, que mostraba en cada una de sus fiestas, el príncipe tenía una gran conciencia social.

Los países vecinos enviaron mensajes de condolencia tras la muerte de Azim. En ese sentido, la embajada de Indonesia aseguró en un comunicado que el príncipe “siempre será recordado con cariño”. Lee Hsien Loong, el primer ministro de Singapur, expresó también que Azim era “conocido por su espíritu amable y generoso y por su dedicación a causas benéficas, educativas y juveniles”, según consigna el sitio británico Hello!.

FUENTE: LANACION

Comentarios

Comentarios