POR PRIMERA VEZ EN 800 AÑOS, SATURNO Y JÚPITER SE ALINEARÁN PARA FORMAR UNA ‘ESTRELLA DE NAVIDAD’

Fue en la Edad Media la última vez que los humanos presenciaron el brillante fenómeno astronómico que estamos a punto de ver.

Los planetas Júpiter y Saturno se alinean en el cielo cada 20 años más o menos, pero han pasado casi 800 años desde que estuvieron lo suficientemente cerca desde el punto de vista de la Tierra como para crear el planeta doble “estrella” conocido como la “estrella de Navidad” o ” Estrella de Belen.”

Esta alineación aparecerá como un punto de luz brillante que se destaca claramente en el cielo nocturno.

“Tendría que retroceder hasta justo antes del amanecer del 4 de marzo de 1226, para ver una alineación más cercana entre estos objetos visibles en el cielo nocturno”, dijo a Forbes Patrick Hartigan, astrónomo de la Universidad Rice .

El momento en que la “estrella de Navidad” sea visible justo antes de Navidad probablemente provocará comparaciones con la historia de la natividad en el Evangelio de Mateo en la que los tres reyes magos siguieron una estrella brillante, llevándolos al niño Jesús.

Los eruditos bíblicos han debatido durante siglos si la estrella era un símbolo en una fábula o un evento astronómico real como el que veremos este mes. Una teoría, que propuso el famoso astrónomo alemán Johannes Kepler , era que la “Estrella de Belén” original a la que se hace referencia en la Biblia podría haber sido una alineación triple aún más rara de Júpiter, Saturno y Venus.

Independientemente, nos espera nuestro propio regalo astronómico la semana de Navidad.

La alineación máxima se producirá el 21 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno. Para una mejor visualización, aquellos de nosotros en el hemisferio norte podemos mirar hacia el cielo del suroeste unos 45 minutos después de la puesta del sol ese día. Sin embargo, deberíamos poder verlo durante toda la semana.

En un año con tanta oscuridad, tener la temporada navideña iluminada con un raro avistamiento de estrellas se siente como un regalo. (¿O tal vez es un presagio? No, vayamos con el regalo).

Y afortunadamente, los humanos no tendrán que esperar otros 800 años para volver a verlo. La próxima conjunción de estos planetas de esta manera ocurrirá el 15 de marzo de 2080, por lo que los jóvenes entre nosotros podrían tener otra oportunidad de presenciarlo.

En cuanto al resto de nosotros, tendremos que esperar cielos despejados la semana del 21 de diciembre para poder participar en este raro suceso en todo su esplendor.


SÍGUENOS