PREMIAN A UNA CIENTÍFICA ARGENTINA POR DESARROLLAR UNA FÓRMULA QUE INACTIVA AL CORONAVIRUS

Se llama Vera Álvarez, es investigadora principal del Conicet en el Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales de la ciudad de Mar del Plata y recibió el premio L’Oréal-Unesco Por las Mujeres en la Ciencia, que cada año reconoce a investigadoras sobresalientes. “Nos sirve para darle continuidad, y visibilidad al proyecto, y a lo que hacemos las mujeres científicas argentinas. Y que se sepa que los investigadores de laboratorio, aunque sea en una pequeña medida, estamos tratando de colaborar para esta pandemia que estamos enfrentando a nivel mundial”, aseguró Álvarez, en diálogo con RePerfilAr.

En esa línea, la investigadora contó detalles de la iniciativa científica que está desarrollando. “Se basa en materiales que son capaces de inactivar el coronavirus cuando entran en contacto con el virus. Lo interesante del desarrollo es que se puede utilizar en forma de spray y aplicarlo sobre superficies en las que, de haber partículas virales, quedarían desactivadas. Esto quiere decir que no puede reproducirse, ni contagiar”, dijo. Además, remarcó que este desarrollo científico “ya pasó todas las etapas de laboratorio”, y agregó que la idea es aplicarlo “no solo con el coronavirus sino que también puede servir para inactivas “otros virus, bacterias y microorganismos”.

Asimismo, advirtió que según los ensayos se calcula que esta protección dura 24 horas. “Y también hemos desarrollado otras formulaciones que se aplican directamente en el desarrollo de diversos textiles para luego confeccionar prendas, y ahí ya estamos hablando de al menos 10 lavados. Esto sería una nueva tecnología, derivada de este mismo tipo de producto”, agregó. De tal manera, aseguró que probablemente “en los próximos meses” ya pueda estar disponible en forma de spray que se podrían adquirir en supermercados o farmacias para que cada persona pueda utilizarlo en su hogar.

A su vez, destacó la importancia de este reconocimiento, “por el dinero que otorgan como subsidio al equipo de trabajo”. “Nos sirve para darle continuidad y visibilidad al proyecto y lo que hacemos las mujeres científicas argentinas. Y que se sepa que los investigadores de laboratorio, aunque sea en una pequeña medida, estamos tratando de colaborar para esta pandemia que estamos enfrentando a nivel mundial”, agregó.

“Aunque el número de investigadoras argentinas en el país es elevado, el tema es cuantas acceden a subsidios, cuántas están en los órganos de tomas de decisiones, cuáles están en las mayores categorías. Ese es el famoso techo de cristal y tenemos que trabajar entre todos para superarlo. Justamente esta es una de las cosas que fomenta este premio que, además, hace que muchas chicas se interesen en temas de ciencia y tecnología”, concluyó.

FUENTE: PERFIL

Comentarios

Comentarios