PRESIDENCIA DEL BID: 17 PAÍSES RECHAZAN LA INICIATIVA ARGENTINA DE POSTERGAR LOS COMICIOS

Estados Unidos recibió un nuevo respaldo regional para la nominación de un hombre de Donald Trump para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID): 17 países del continente publicaron este martes una declaración conjunta en la que rechazan la postergación de las elecciones en el organismo, en contra de una iniciativa que impulsa Argentina y otras naciones para frenar la candidatura del estadounidense.

“Instamos a todos los países miembros a cumplir, en el tiempo indicado y forma, con las resoluciones ya aprobadas por los Directores y Gobernadores”, dice la declaración, que está firmada por los gobiernos de Las Bahamas, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Surinam y Venezuela.

El actual asesor principal de Trump para la región, Mauricio Claver Carone, rompió una tradición de 60 años en el organismo al ser el primer estadounidense que se presentó al cargo tradicionalmente reservado a un latinoamericano. Esta movida causó el rechazo de buena parte de la región, pero fue apoyada por Brasil y Colombia, entre otros países, y tendría la mayoría de votos para ser elegido.

La elección, que en principio fue postergada por la pandemia, decidió hacerse en septiembre en forma virtual. Pero la Argentina, junto con la UE, Chile, México y Costa Rica lanzaron una iniciativa para aplazarlas por la pandemia hasta marzo del año próximo y así complicar las chances de Claver Carone, de origen cubano y muy crítico con la situación de Cuba y Venezuela. Sin decirlo formalmente, apuestan a que, si Trump pierde las elecciones en noviembre, su candidato al BID quedaría debilitado.

El estadounidense acusó directamente a la Argentina de intentar “secuestrar” la elección y de “empujar una táctica obstaculizadora de una minoría de países”. La Argentina tiene a su propio candidato para el organismo: el ministro Gustavo Béliz, que por años trabajó en el BID, y también hay una tercera postulante, la ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla.

“Será de suma importancia preservar la integridad de dicho proceso y las decisiones tomadas por los Directores y Gobernadores del Banco para proteger los intereses de la región y para proteger la soberanía hemisférica de nuestro Banco Inter-americano”, dice la declaración.

El documento, publicado en el sitio de la cancillería de Colombia, resalta que el Directorio Ejecutivo del organismo decidió el 9 de julio que la elección del sucesor de Luis Alberto Moreno tenga lugar el 12 y 13 de septiembre de 2020 en una reunión extraordinaria de la Asamblea de Gobernadores mediante una plataforma electrónica de software desde la sede del Banco en Washington DC. Y agrega que “la elección del presidente del BID es de suma importancia para nuestra región y para la conducción del Banco en el mayor desafío de la era contemporánea”.

Resaltan la preocupación por el impacto que tendrá la pandemia del coronavirus en la economía continental y advierten: “Nuestros pueblos necesitan soluciones que no se pueden postergar”.

La declaración no fue firmada por Uruguay, que había manifestado previamente su apoyo a Claver Carone. Tampoco por Canadá y Perú, que por ahora se han mantenido en silencio.​

Estados Unidos busca asegurar en septiembre la elección de su candidato, que ya tiene la mayoría de votos. Pero los países que se oponen podrían intentar bloquear la elección y no dar el quorum necesario del 75%. Algunos, según supo Clarín, dudan de avalar esa maniobra de bloqueo porque temen algunas represalias posteriores de Washington. Ahora Estados Unidos busca mostrar que conserva intacto su respaldo, a pesar de la iniciativa argentina.

En respaldo a la propuesta de la postergación, 22 ex jefes de Estado y Gobierno americanos, europeos y asiáticos firmaron una carta, entre ellos el español Felipe González, el brasileño Fernando Henrique Cardoso, el uruguayo Julio María Sanguinetti y los mexicanos Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón.

FUENTE: CLARIN


SÍGUENOS