REFINANCIACIÓN DE LA TARJETA DE CRÉDITO: LAS CUOTAS SON MÁS ALTAS QUE LAS PROMETIDAS EN ABRIL

Algunos clientes que, con el resumen de agosto, empezaron a pagar la deuda de la tarjeta de crédito que el Gobierno permitió refinanciar en abril, cuando comenzó la cuarentena, encontraron que las cuotas eran más altas que las prometidas.

Según un trabajo de la consultora CERX, hay cerca de 2,5 millones de hogares que entraron en ese esquema, que contemplaba tres meses de gracia y empezar a pagar recién en agosto.

“Hay disparidades entre lo que se cobra. En algunos bancos se cumple la tasa del 43% y en otros no. Además mucha gente que entró pensó que pagaría de cuota $147 por cada $ 1.000 de deuda. Pero llegaron más de $ 400 por cada $ 1.000”, indicó el trabajo realizado por Victoria Giarrizzo, de la consultora. La economista explica que la cuenta es más compleja porque los $ 147 no incluyen el IVA sobre intereses y se cobran por cada $ 1.000 de la deuda inicial, no sobre la deuda que va quedando.

“Es muy importante que el Banco Central aclare para aplacar el malestar que se generó y que la gente entienda para reclamar excesos. Además, el vencimiento del plan ocurre cuando la cuarentena sigue, las familias están muy endeudas y los ingresos no se recuperaron. Si bien la tasa de 43% implica una fuerte reducción sobre la tasa que tenían los bancos a marzo, para muchas familias en el contexto actual, es impagable”, agrega el trabajo.

De todos modos, cada banco funciona de manera diferente y en general cuesta encontrar en los sitios de homebanking explicaciones claras sobre el saldo, incluso cuál es el saldo de esa deuda para que el cliente pueda pagarlo si así lo desea.

Matías Tombolini, vicepresidente del Banco Nación, admitió que en el número inicial que dio el Banco Central, de pagar $ 147 cada 1.000 de deuda no contemplaba el IVA sobre los intereses. Pero explicó que no debería haber sorpresas en las cuotas. “Por cada $ 1.000 de deuda, la primera cuota fue de $ 153,93 y la última será de $ 147,36 porque el IVA sobre los intereses son decrecientes”, explicó en declaraciones a radio Mitre. Así, por cada $ 1.000 financiados, se pagará un total de $ 1.357,02.

“El salto en el resumen es porque la gente siguió consumiendo. Ese es el tema central. Es una medida positiva haber protegido los saldos de abril, porque te quedaste sin ingresos para afrontarlos. Pero en mayo, junio y julio siguió llegando el resumen normal y la gente lo que hizo fue pagar el mínimo y la pelota se siguió haciendo porque la extensión del aislamiento lo que terminó generando fue una caída de los ingresos más prolongada”, aseguró Tombolini.

Giarrizzo coincide en que, como la cuarentena se iba renovando cada 15 días, las familias tardaron en recortar gastos y los consumos con tarjeta siguieron creciendo por necesidad.

“De hecho, en julio el stock de deuda por esos consumos creció 7%. Así, cuando en agosto se abrió el resumen, se encontraron las nuevas cuotas bajo la denominación Plan V sumados a más consumos en las tarjetas”, indica el trabajo de CERX.

Para la consultora, otra duda que el Banco Central tendría que aclarar es si los intereses se aplican siempre sobre el saldo inicial o sobre el saldo que va quedando a medida que se va cancelando capital.

FUENTE: CLARIN


SÍGUENOS